• Hola Visitante


  • Autor Tema: La Bandera Nacional  (Leído 2072 veces)

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Derivados del maíz
    « Respuesta #20 : 05 de Febrero de 2016, 09:50:59 am »
               Es notoria la cantidad de alimentos derivados del maíz que se consumen en Nicaragua, como en toda la región Mesoamericana.

    Algunos muestras de ellos son:

        Tortillas de maíz (de mayor tamaño y grosor que la mexicana)y son acompañantes de la comida diaria.
        Guirilas
        Tamales con o sin relleno
        Yoltamales o tamales de maíz tierno
        Nacatamales
        Tamugas (Oriundas de Masatepe)
        Perrerreque (Pan de maíz)

    Algunas bebidas que se preparan con maíz son el tiste, el pozol, el pinolillo, el pinol, el atol, la chicha.

    Asimismo, el maíz se emplea para producir bebidas alcohólicas como la chicha bruja y la cususa. Así como los guisos de masa de maíz con carne: como el Indio Viejo, la masa de cazuela y los pinoles de garrobo.

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Bebidas
    « Respuesta #21 : 05 de Febrero de 2016, 09:52:02 am »
               Se toman muchos jugos de frutas tropicales por la abundancia a la que se logra tener acceso, además de los señalados anteriormente que se derivan del maíz. Uno de los que se convierten en infaltables de probar es el fresco de granadilla con naranja. Así también como el inigualable cacao con leche. Remolacha con limón, chicha morada, coyolito, melón con naranja, cebada, chia con tamarindo.

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Postres
    « Respuesta #22 : 05 de Febrero de 2016, 09:53:15 am »
             Los postres tradicionales son:

        Ayote en miel
        Gofios (una especie de dulces a base de pinol muy populares en las purísimas)
        Cusnaca de mango, jocote y nancite (juntas o por separado)
        Dulces de frutas
        Dulces de leche
        Buñuelos de Maíz o de Yuca
        Dulces hechos a base de maíz con dulce de piloncillo (panela, raspadura)
        Atoles y atolillo ( una especie de flan)
        Tamales dulces
        Pastel de tres leches
        Panes de maíz dulces.
        Piñonate
        Rosquetes
        Caramelos de nancite
        Almíbar de jocote, mango, papaya, grocella.
        Espumilla
        Cajetas de coco, leche, collolito, papaya.
        Tres leches
        Caramelos chimbos
        Toronja en miel seca y con miel
        Lecheburra
        Melcocha
        Bienmesabe
        Pioquinto
        Motasatol
        Sopa Borracha
        Arroz con leche
        Trocantes
        Turrones
        Hojuelas

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #23 : 05 de Febrero de 2016, 03:27:53 pm »

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #24 : 05 de Febrero de 2016, 03:28:57 pm »

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Rubén Darío
    « Respuesta #25 : 06 de Febrero de 2016, 01:18:28 pm »
                  Hace 100 años exactamente, abandonó esta vida nuestro más ilustre ciudadano, el poeta, periodista y escritor Félix Rubén García Sarmiento (Rubén Darío) para convertirse en ciudadano del mundo de habla hispana, denominado como el Príncipe de las Letras Castellanas. Aquí algunos, algunos entendidos, hacen consideraciones sobre su obra, su presencia y su influencia, tanto en poesía, narrativa y crónica periodística, hasta el día de hoy.





    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #26 : 06 de Febrero de 2016, 02:07:56 pm »
                 
    Gral.José Santos Zelaya (Managua, 1853 - Nueva York, 1919) Estadista nicaragüense. Tras estudiar en Europa, en 1875 regresó a su país e ingresó en las filas del Partido Liberal. Como consecuencia de las luchas con los conservadores fue desterrado en 1884, uniéndose al año siguiente, con el grado de general, a las tropas del guatemalteco Barrios. Después de un nuevo regreso y destierro, en 1887 se instaló definitivamente en Nicaragua. Seis años después desalojó a R. Sacasa del Gobierno y se fungio como presidente hasta 1909. Durante su Gobierno llevó a cabo importantes reformas sociales y económicas de carácter liberal. En el plano internacional propició la restauración de la Unión Centroamericana y rechazó el intervencionismo británico y estadounidense. Finalmente, una revuelta conservadora encabezada por Chamorro y Estrada y apoyada por EE.UU. lo derrocó. Se exilió en Barcelona (España) y Nueva York (EE.UU.), donde murió.


    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #27 : 06 de Febrero de 2016, 02:09:17 pm »

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #28 : 06 de Febrero de 2016, 02:10:35 pm »
                 
    Pedro Joaquin a 35 annos de tu asesinato, una nueva generacion de jovenes democratas se levanta en busca de lograr tu sueno... Nicaragua volvera a ser republica. — with Hermann Barrantes.


    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Pendsamientos de Jose Marti.
    « Respuesta #29 : 06 de Febrero de 2016, 02:12:57 pm »
                     
    "El derecho del obrero no puede ser nunca el odio al capital; es la armonía, la conciliación, el acercamiento común de uno y del otro."

    "Para ir adelante de los demás, se necesita ver más que ellos."

    "La libertad no puede ser fecunda para los pueblos que tienen la frente manchada de sangre."

    "La madre del decoro, la savia de la libertad. el mantenimiento de la República y el remedio de sus males es, sobre todo lo demás, la propagación de la cultura."

    "Los bárbaros que todo lo confían a la fuerza y a la violencia nada construyen, porque sus simientes son de odio."

    "La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía."

    "La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla."

    "Vale más un minuto de pie que una vida de rodillas."

    "En el mundo ha de haber cierta cantidad de luz, como ha de haber cierta cantidad de decoro. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres."


    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    COMO TE EXTRANO TIERRA MIA
    « Respuesta #30 : 06 de Febrero de 2016, 02:18:05 pm »



                <a href="http://www.youtube.com/v/V-6Y2Xk3_p0?hl=en_US&amp;amp;version=3&amp;amp;autoplay=1" target="_blank" class="new_win">http://www.youtube.com/v/V-6Y2Xk3_p0?hl=en_US&amp;amp;version=3&amp;amp;autoplay=1</a>

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    huellas de acahualinca
    « Respuesta #31 : 12 de Febrero de 2016, 11:41:58 am »

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #32 : 12 de Febrero de 2016, 11:57:30 am »

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #33 : 19 de Febrero de 2016, 11:37:59 am »

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Así fueron los funerales de Rubén Darío
    « Respuesta #34 : 23 de Febrero de 2016, 04:40:23 pm »
                   El día 31 Darío dictó su testamento, instituyendo como su heredero universal a su hijo Rubén Darío Sánchez. Junto a su lecho de muerte estuvieron su esposa Rosario Murillo, sus médicos, los doctores Luis H. Debayle y Escolástico Lara, sus anfitriones Francisco Castro y Fidelina Santiago de Castro, así como Simeón Rizo Gadea, Francisco Paniagua Prado y los hermanos Alejandro y Octavio Torrealba



                 Tras una agonía de muchas horas, Rubén Darío expiró a las 10:15 de la noche del 6 de febrero de 1916 (el Acta de Defunción dice que fue a las 10:18). El 10 de enero, el obispo de León, Simeón Pereira y Castellón, le había administrado solemnemente la extremaunción.

    El día 31 Darío dictó su testamento, instituyendo como su heredero universal a su hijo Rubén Darío Sánchez. Junto a su lecho de muerte estuvieron su esposa Rosario Murillo, sus médicos, los doctores Luis H. Debayle y Escolástico Lara, sus anfitriones Francisco Castro y Fidelina Santiago de Castro, así como Simeón Rizo Gadea, Francisco Paniagua Prado y los hermanos Alejandro y Octavio Torrealba.



            Octavio dibujó el perfil del fallecido y Alejandro rompió la cuerda del reloj que marca para la posteridad la hora del tránsito a la inmortalidad del renovador de la poesía y la prosa en español.

    Todas las campanas de las iglesias de León repicaron dolientes y 21 cañonazos del Fortín de Acosasco anunciaron la muerte del Príncipe de la literatura hispanoamericana. Atrás quedaba —escribe Jaime Torres Bodet— “una vida tejida con muchas esperanzas irrealizadas, muchos triunfos inevitables y menos cantos que desencantos”.

    La noticia se difunde rápidamente por todo el orbe y aparece en la primera plana de los principales periódicos de América Latina y España.



             LA NOTICIA EN EL MUNDO

    Los días siguientes numerosos diarios publicaron editoriales y artículos elogiosos sobre la obra del poeta, a la cabeza de ellos La Nación de Buenos Aires, del que Darío fue corresponsal en Europa. Varios famosos poetas pulsan sus liras para expresar su dolor.

    En Barcelona, Francisca Sánchez del Pozo, su compañera de 17 años, oyó de la muerte de su querido “Tatay” el martes 9, cuando el voceador de un periódico anunciaba que había muerto un príncipe. Pero es hasta que los amigos de Rubén llegan a darle el pésame que Francisca repara que el príncipe es su Rubén.
    La autopsia

    La autopsia la practican Debayle y Lara, ayudados por los estudiantes de Medicina, Luis Hurtado y Sérvulo González. El cadáver del poeta, extraídas sus vísceras y su cerebro, es embalsamado para que se conserve durante la semana de homenajes programados por el Comité que preside el propio Debayle.

    Este escenificará una vergonzosa disputa con Andrés Murillo, hermano de Rosario, por la posesión del cerebro de Darío.

    Debayle lo extrajo con el pretexto de realizar un estudio científico sobre “el depósito sagrado” del genio. Las vísceras fueron enterradas en el Cementerio de Guadalupe de la ciudad de León. Se cumplió la pesadilla que Darío tuvo una noche en que agonizante, vio en sueños, cómo los cirujanos destrozaban su cuerpo.

    Mientras la Iglesia católica, en cuyo seno murió Darío, decide rendirle honores “con la magnificencia propia y ceremonial establecida para los funerales de los príncipes y nobles”.
    DUELO DE PATRIA

    El gobierno conservador de Adolfo Díaz, por Acuerdo Ejecutivo, tras declarar su fallecimiento como duelo de la Patria, le regatea los honores de presidente y los limita a “honores de ministro de la Guerra y Marina”, lo que resultaba paradójico para quien, con convicción pacifista, exaltó en su último poema importante, la paz entre las naciones.
    RD2


                         Las honras fúnebres

    El lunes 8 de febrero el programa se inicia con el traslado solemne del féretro al Ayuntamiento de León para el homenaje municipal, presidido por el alcalde, doctor David Argüello.

    La nutrida procesión se desplaza con gran pompa por las calles de la ciudad. Las cintas del féretro las llevan los ediles y regidores, escoltados por soldados del Fortín. El discurso oficial corre a cargo de Manuel Tijerino.

    El martes 9 es trasladado al Paraninfo de la Universidad de León. “Aquí en la Universidad, nos narra Edelberto Torres, el traje negro es sustituido por un sudario griego de alba seda y su cabeza se ciñe con corona de laurel”.

    El cadáver es depositado en un catafalco y expuesto para la veneración del pueblo. A su lado colocan el ataúd que contendrá sus despojos, obra del ebanista nicaragüense José Félix Cuevas. Miles de personas desfilan para tributar su respeto al poeta y demostrar el dolor de la Patria, que ha perdido al más universal de sus hijos y el que más gloria le ha dado.
    CUATRO DÍAS EN  CAPILLA ARDIENTE

    En la Universidad permanece cuatro días en capilla ardiente. Los guardias de honor se suceden durante todo el día y parte de la noche. Participan estudiantes, profesionales, obreros y artesanos, así como otros miembros distinguidos de la sociedad leonesa.

    En las veladas nocturnas leen sus homenajes Carlos A. Bravo, Joaquín Sansón, Horacio Espinosa, Modesto Barrios, Luis H. Debayle, Francisco Paniagua Prado y otros. Se declaman los poemas más célebres de Darío.
    Comenta Torres Bodet: “Darío, muerto, tuvo que someterse a un tratamiento que habría sido para él, en vida, tortura de su espíritu: escuchar discursos y más discursos…”

    El día 12 es el homenaje de la Iglesia. A las ocho de la mañana el alto clero lleva el féretro a la Catedral. Así describió la escena el periodista Juan Ramón Avilés en su crónica para el diario El Comercio de Managua: “La Catedral era como una montaña de duelo”.

    De las inmensas columnas pendían listones negros, en las puertas el gran cortinaje de luto, en los altares el duelo sagrado. De las torres, descendían hasta el atrio luctuosos atributos. Iban a sonar las ocho de la mañana cuando el cadáver entraba por la puerta mayor.
    SONARON LOS CLARINES

    El obispo Pereira, con traje violeta, salió a recibirlo, llevando en la diestra la bandera de luto de la Iglesia. Hizo descender la bandera sobre el cadáver, y en medio de un recogimiento profundo, se oyó el toque agudo de los clarines. En la nave central se levanta el blanco y severo catafalco.

    Lo rodeaban cuatro columnas, cada una de ellas consagrada a una de las repúblicas de Centroamérica, hermanas en el dolor por la muerte del genio.

    Sobre cada una de ellas, las coronas enviadas por las representaciones respectivas, coronas de los presidentes, de los congresos, de los ateneos. Y en el centro, junto a la cabeza del poeta, una alta columna cuadrangular, trunca: era la de Nicaragua, cuyo pabellón, inclinado sobre el cadáver, tenía un no sé qué de pena augusta, como si aquel trapo azul y blanco hubiese tenido un alma maternal… “A las cuatro y media de la tarde, la procesión, va de regreso a la Universidad”.

    Al salir el cadáver por la puerta mayor, lo cobija un palio con los colores nacionales y se detiene. El público era una compacta muchedumbre.

    El obispo Pereira subió a la tribuna y pronunció un discurso lleno de verdadera elocuencia. “Después siguió la procesión. Los altos dignatarios del clero, a distancia de diez o más varas el uno del otro, bajo capuchas blancas, iban paso a paso, cruzados los brazos, inclinada la cabeza, con las largas caudas sostenidas por acólitos y pajes”.
    10 MIL PERSONAS

     

    Diez mil personas irían en la procesión que encabezaban tres carrozas simbólicas. Y al llegar a la Universidad, desde una de las ventanas de la casa del general Ortiz, el presbítero Azarías H. Pallais leyó su discurso admirable.
    Este será, por cierto, el más recordado de los discursos pronunciados en los funerales de Darío. Según Edelberto

    Torres, la tercera de las carrozas ostentaba la leyenda siguiente: “Al insigne nicaragüense español, los españoles nicaragüenses de León”.
    El entierro

    El entierro fue programado para el domingo 13. A las dos de la tarde, un cañonazo da la señal de partida a la multitudinaria procesión apiñada en los corredores de la Universidad.

    El presbítero Félix Pereira se afana en organizar las delegaciones, tarea nada fácil por la cantidad de asistentes. Al iniciarse el desfile, cerca de las cuatro de la tarde, una bandada de inmaculadas palomas alzan su vuelo sobre el féretro y la concurrencia.

    De todos los campanarios de las iglesias de León llegan los toques de profundo duelo. Desfilan las delegaciones con banderas de Argentina, Guatemala, El Salvador, Honduras y Costa Rica. Se han hecho presentes nutridos grupos de representantes de los departamentos del país y de los Ateneos.

    Pasan los estandartes del Cuerpo Diplomático, del Cuerpo Consular, del Congreso Nacional, de la Sociedad Cultural de Obreros y de la Oficina Internacional Centroamericana. Los estandartes son más de veinte.

    A la cabeza del desfile van los representantes de los Poderes del Estado, de la Universidad, los familiares del poeta, el alcalde de la ciudad y los magistrados de la Corte de Apelaciones. Los colegios y escuelas forman valla en toda la procesión.
    CON EL ROSTRO DESCUBIERTO

    “El cadáver, nos narra Edelberto Torres, lleva el rostro descubierto y coronado de laurel, vistiendo un himatión griego, y es conducido en andas adornadas de blanco y azul, bajo un magnífico palio de flecos colgantes.

    Los representantes de los gobiernos centroamericanos y de La Nación, de Buenos Aires, llevan las cintas negras que penden del catafalco.

    A ambos lados, filas de canéforas con sus albos trajes y sus cestillas colmadas de flores van arrojándolas al ritmo de la marcha. El bello ritual pagano lo desempeñan las lindas leonesas Virginia González, Mercedes Fernández, Mercedes Ayón, Virginia Rojas, Estela Argüello, Anita Navas, Marina Argüello, Berta Castro, Amalia Argüello, Fidelina Castro, Leticia Argüello, Julia Barreto, Carmen Argüello, Margarita Argüello y Emelina Argüello”.

    “El desfile sigue el curso de la procesión del Domingo de Ramos, y al pasar bajo el arco levantado cerca de la casa de la tía abuela Bernarda, se abre una granada de cuyo seno caen flores y versos, exactamente como en aquel

    Domingo de Ramos de su infancia, en que sus versos cayeron al pasar el Jesús triunfal y fueron arrebatados por la multitud.

    De aquellos papelitos con sus estrofas primigenias no se conserva ninguno, ni ellas se conocen, y por eso los que ahora caen de la granada tienen impreso el precioso poema A ti, de 1881, Yo vi una ave / que suave / sus cantares / a la orilla de los mares / entonó / y voló…”
    SANTIAGO ARGüELLO ORADOR

    El último orador fue Santiago Argüello. Cerca de las seis de la tarde el féretro entra por la puerta principal de la Basílica Catedral.

    Se escuchan los acordes de Marcha Triunfal, compuesta por Luis A. Delgadillo. El cadáver es llevado por la nave central hasta la gruesa columna que ostenta la estatua del apóstol San Pablo.

    A los pies de esa estatua se ha abierto la cripta donde será depositado el cadáver del Príncipe. Primero es introducido en un ataúd metálico y luego en otro de madera.
    Todo el proceso dura más de dos horas, sin que nadie se retire de la atiborrada Catedral. Al entrar el ataúd en su morada definitiva se oyó una salva de doce cañonazos.
    EN LA CATEDRAL DE LEÓN

    Un león doliente, símbolo de la ciudad, descansará sobre su tumba en actitud vigilante. Se cumple lo dicho por el poeta español Antonio Machado en su poema A la muerte de Darío. En un severo mármol se esculpe la siguiente inscripción:

    “Nadie esta lira taña, si no es el mismo Apolo,
    nadie esta flauta suene, si no es el mismo Pan”.

    Cabe observar que el verso de Machado en realidad dice: “Nadie esta lira pulse, si no es el mismo Apolo”.
    Hoy, quizás tanto homenaje, dibuje en nuestra cara una sonrisa benevolente. Pero, en el contexto de la época, los funerales de Darío fueron apoteósicos. Nicaragua y en particular la ciudad de León, rindieron a Darío los honores que merecía.

    “Traté siempre de ser sincero, de decir con valentía mi verdad de hombre y de poeta”, afirma el propio Darío al final de  la biografía escrita por Ian Gibson. Un testimonio tan humano jamás lo podrá derribar el tiempo





    Elisa Maria

    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #35 : 14 de Marzo de 2016, 12:42:15 pm »
    TODO HERMOSO LO DE VUESTRO PAÍS, UN PAÍS MARAVILLOSO, MUCHOS CARIÑOS A VOSOTROS.

    LuzazuL

    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #36 : 15 de Marzo de 2016, 09:58:46 pm »
    GRACIAS POR LA INFORMACION!!
    MUY BONITOS COLORES LOS DE LA BANDENA DE NICARAGUA

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #37 : 10 de Mayo de 2016, 11:18:03 am »

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #38 : 10 de Mayo de 2016, 11:19:03 am »

    AngelaNica

    • Moderador
    • Teniente Coronel
    • *****
    • Mensajes: 5262
    • awards Por Aportes de calidad
      • Awards
    Re:La Bandera Nacional
    « Respuesta #39 : 31 de Marzo de 2017, 01:12:22 pm »